El despido objetivo se establece para los casos en los que existen hechos que justifican el despido de un trabajador, pero estos hechos no son reprochables al mismo. Por ello, en el despido objetivo sí le corresponde indemnización por despido al trabajador, aunque ne menor cuantía que si se tratara de un despido improcedente.

Esta modalidad de despido se estableció para no perjudicar la economía de las empresas en época de crisis. Pero siendo que se produce un perjuicio para el trabajador al verse reducida su indemnización por despido, únicamente se puede aplicar en circunstancias concretas.

En la reforma laboral de 2012 se modificaron tanto las cuantías a percibir por los trabajadores en concepto de indemnización como los supuestos en los que las empresas pueden argumentar un despido objetivo.

Comenzamos repasando las causas que pueden justificar un despido objetivo. Sigue leyendo.

Causas de despido objetivo

Cuando se produce un despido objetivo, la indemnización que recibe el trabajador se reduce considerablemente. Por ello, para que las empresas realicen este tipo de despido se deben dar alguno de los siguientes supuestos:

  • Ineptitud del trabajador: se debe demostrar que el trabajador no está capacitado para realizar las funciones propias de su trabajo. Siendo necesario que esta incapacidad no fuera sabida por la empresa antes de su contratación para tener validez el despido objetivo.
  • No adaptación a los avances técnicos necesarios para el desarrollo del trabajo: hoy en día los avances tecnológicos hacen necesaria la actualización y la formación constante de los trabajadores. En el caso de no adaptación a estos avances, la empresa podrá justificar un despido objetivo.
  • Causas técnicas, organizativas o económicas: la implementación de procesos productivos innovadores, compra de nueva maquinaria o reestructuraciones organizativa por causas económicas, son razones recogidas por la ley para justificar un despido objetivo.
  • Faltas de asistencia al trabajo de forma continuada, incluidas las justificadas: en el estatuto de los trabajadores se recoge que las faltas reiteradas pueden ser causa de despido objetivo. Para ello se debe producir faltas de asistencia de más de un 20 % en 2 meses consecutivos y el total de las faltas en los 12 meses anteriores suma un 5 %, o un 25 % en 4 meses discontinuos a lo largo de un año.
  • La falta de dotación presupuestaria en las administraciones sin ánimo de lucro que realicen programas públicos financiados por al administración.

Requisitos para despido objetivo

Para respetar los derechos de los trabajadores, las empresas deben cumplir unos requisitos cuando realizan un despido objetivo. Las empresas están obligadas a:

  1. Entregar una comunicación por escrito al trabajador 15 días antes de la fecha de despido explicando las causa que lo argumentan.
  2. Poner a disposición del trabajador en el momento del despido la indemnización por despido que le corresponda.
  3. Hacer entrega del certificado de empresa para poder solicitar el paro.

En el caso de no respetarse los puntos anteriores o no ser creíbles las razones que justifican el despido objetivo, el trabajador podrá recurrir el despido. Pudiéndose considerar despido nulo debiendo ser readmitido en la empresa en algunos casos.

Derechos para los empleados ante un despido objetivo

  • Durante los 15 días de preaviso el trabajador tendrá derecho a dedicar 6 horas semanales a la búsqueda de un nuevo empleo. Esto puede incluir el acudir a entrevistas de trabajo o la búsqueda activa de empleo.
  • En el caso de producirse una discriminación por parte de la empresa o considerarse que el despido objetivo no se ajusta a los recogido en la ley. El empleado podrá recurrir el despido a través de un abogado laboralistas, pudiendo ser considerado despido nulo.

Cómo recurrir ante un caso de despido objetivo

Si como trabajador consideras que los argumentos expuestos por la empresa para justificar tu despido no son reales, tienes el derecho a recurrir el despido. Pudiendo conseguir que sea considerado despido improcedente o incluso despido nulo, debiendo ser readmitido en tu puesto.

Las fórmulas para recurrir un despido objetivo son:

  • Presentando una papeleta de conciliación en el centro de mediación y arbitraje de tu comunidad en un plazo de 20 días
  • Presentando una demanda en el juzgado de los social en el caso de no poder alcanzar un acuerdo de conciliación

En ambos casos, es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado laboralista. Siendo este un caso en el que un asesoramiento experto y experiencia negociadora marcará la diferencia para hacer respetar tus derechos.

Cálculo indemnización despido por causas objetivas

La ley determina que cuando se produce una despido por causas objetivas, el trabajador tiene derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

Puedes revisar uno de nuestros artículos donde explicamos  Cómo Calcular Indemnización por Despido Improcedente u Objetivo.

Debido a la gran diferencia que existe cuando un despido es considerado improcedente u objetivo, es recomendable asesorarse por un abogados laboralistas. De este modo, contarás con un asesoramiento experto que certifique si se están respetando tus derechos.