En el artículo de hoy vamos a analizar qué sucede cuando un trabajador presenta una baja voluntaria. Entre las cuestiones más comunes está el cálculo del finiquito por baja voluntaria, su cuantía y los derechos que tiene el trabajador.

Para ordenar este análisis sobre el finiquito por baja voluntaria vamos a responder a las dudas más comunes que nos llegan como abogados laboralistas en Zaragoza. Comenzando por la más básica ¿qué es la baja voluntaria y qué implica? Sigue leyendo.

¿Qué es la baja voluntaria y que implica?

La baja voluntaria se considera cuando un trabajador decide abandonar su puesto de trabajo por su propia voluntad. Y el único requerimiento para presentarlo será informar al empresario de su intención de abandonar su trabajo con la antelación que se establezca en su convenio colectivo.

El plazo que debe respetar el trabajador para expresar su deseo de abandonar el trabajo depende del convenio colectivo. Pudiendo ser entre los 2 meses y los 15 días.

Si el trabajador no respeta este preaviso será penalizado. Pongamos un ejemplo: si un trabajador debe avisar con 15 días de antelación y abandona su puesto de trabajo inmediatamente, se le penalizará con 15 días de sueldo.

Restando esta penalización de la cuantía que percibirá en forma de finiquito.

¿Qué derechos tiene el trabajador después de la baja voluntaria?

Cuando se presenta una baja voluntaria, los derechos del trabajador se limitarán a los obtenidos hasta la fecha del abandono de la empresa. Es decir, a percibir las remuneraciones pendientes de pago y la retribución en metálico de las vacaciones no disfrutadas.

Sin embargo, no tendrá derecho a percibir prestación por desempleo ni a recibir una indemnización por despido.

¿Cómo calcular el finiquito por baja voluntaria?

Como decíamos, al abandonar el trabajador su puesto de trabajo de forma voluntaria el trabajador no tendrá derecho a percibir indemnización. Estando esta reservada a los casos de despido improcedente, despido objetivo o extinción de contrato (analizaremos este punto más adelante).

Por ello, para el cálculo del finiquito por baja voluntaria se tendrán en cuenta los siguientes conceptos:

  • Remuneraciones pendientes de pago. Normalmente serán las del mismo mes en el que se presenta la baja voluntaria. Pero también podrán corresponder comisiones no cobradas y sueldos atrasados.
  • Parte correspondiente a las pagas extraordinarias no percibidas.
  • Así como el pago en metálico de las vacaciones no disfrutadas por el trabajador.

¿Qué diferencias existen entre la baja voluntaria y la extinción de contrato?

Como último punto a tratar merece la pena hacer una aclaración. Dependiendo de las causas que motiven la baja voluntaria del trabajador, podrá ser motivo de extinción de contrato. Debiéndose calcular el finiquito por fin de contrato.

¿Qué diferencia existe? La principal: en caso de finalización de contrato el trabajador deberá percibir una indemnización y le corresponderá prestación por desempleo.

Las causas que pueden motivar una extinción de contrato son:

  • Traslado permanente del puesto de trabajo que obligue al trabajador a cambiar su residencia.
  • Modificación sustancial de las condiciones de trabajo.
  • Incumplimiento grave del empresario sobre los derechos de los trabajadores.

En el caso de darse alguna de estas circunstancias, acuda a un abogado laboralistas para asesorarse y saber como solicitar la extinción del contrato.