Cómo actuar ante acoso laboral o mobbing laboral

¿Cómo Actuar ente Acoso Laboral o Mobbing Laboral?

El acoso laboral o mobbing laboral se considera a todas aquellas acciones que, a través de la hostigación o intimidación, tengan como objetivo o causa atentar contra la salud física o mental de un trabajador.

En el acoso laboral no suele haber violencia física. Por lo que los perjuicios al trabajador se suelen producir en el plano psicológico. Producidos por la creación de unas condiciones de trabajo denigrantes para el trabajador.

Aunque muchos trabajadores sufren acoso laboral en la mayoría de ocasiones no se denuncia. Ya sea por miedo a perder su puesto de trabajo, por el desconocimiento de la protección legal que les ampara o por la inconsciencia de que están sufriendo mobbing laboral.

Para comenzar a analizar cómo actuar en caso de sufrir acoso laboral, comenzaremos analizando las clases de acoso laboral.

Es complicado clasificar los tipos de acoso laboral. Pero se pueden separar las distintas prácticas abusivas llevadas a cabo en una empresa dependiendo de dos factores:

Tipos de acoso laboral dependiendo de la posición jerárquica

Acoso laboral horizontal

Este caso se da cuando un trabajador está siendo acosado por compañeros con el mismo nivel jerárquico que el suyo dentro de la empresa. Las causas que motivan este acoso pueden ser variadas, incluyendo enemistades, rivalidad competitiva o simple perversión del acosador.

Acoso laboral vertical

En esta categoría se puede dar dos situaciones:

  • Acoso vertical ascendente cuando un empleado es atacado por uno o varios trabajadores de nivel jerárquico inferior.
  • Acoso descendente cuando el empleado es atacado por uno o varios trabajadores de nivel jerárquico superior.

También te podría interesar


Clases de acoso laboral dependiendo del fin que persiga

Acoso estratégico

Este caso se da cuando, ante una reestructuración con despidos en una empresa, se pretende ahorrar en pago de indemnizaciones. Para ello se ponen en práctica acciones de acoso contra los trabajadores con el objetivo de que abandonen la empresa por su propia voluntad.

Acoso de gestión

Este tipo de acoso laboral es ejecutado por la dirección de la empresa y puede perseguir varios motivos. Normalmente buscará el abandono de la empresa de un trabajador poco afín a la dirección. Pero también puede perseguir un aumento de la productividad infundiendo miedo a los trabajadores con amenazas de despidos si no se alcanzan ciertos objetivos.

Acoso perverso

El mobbing o acoso perverso es aquél que únicamente busca el perjuicio personal del trabajador. Este se debe únicamente a la personalidad manipuladora y hostigadora del acosador.

Acoso disciplinario

Este tipo de acoso persigue infundir miedo a los trabajadores para que sigan las directrices abusivas de la empresa. Mediante la imposición de sanciones severas a un empleado, se persigue disuadir al resto trabajadores de llevar la contraria a sus superiores o a la dirección.

¿Qué comportamientos se consideran mobbing laboral?

No existe una lista cerrada de los comportamientos considerados como acoso laboral. Ya que puede ser todo aquél que atente contra la dignidad o que denigre a un trabajador. Sin embargo, los más habituales suelen ser los siguientes:

  • Insultos o críticas públicas vertidas sobre un trabajador que le denigren o le ridiculicen
  • Órdenes contradictorias que creen confusión al trabajador. Estas pueden ser utilizadas como excusa para recriminarle incompetencia en su trabajo y motivar un despido
  • Imposición de tareas fuera de tus competencias. Como puede ser el encargo de tareas de rango inferior a su puesto
  • No respetar el descanso laboral, incluyendo tareas fuera de su horario, entrometiéndose en su vida personal
  • Cambios de horarios continuos que no permitan el descanso entre jornadas y la conciliación familiar del trabajador
  • Sobrecarga o no asignación de tareas para provocar la desmotivación del trabajador y que acabe abandonando la empresa
  • Aislamiento social dentro de la empresa. Imponiendo al resto de trabajadores la prohibición de hablar o relacionarse con la persona acosada

¿Cómo actuar ante el acoso laboral?

  1. Informar a la empresa dejando constancia por escrito: el primer paso será informar por escrito al departamento de recursos humanos de la empresa. Esta notificación debe hacerse por escrito para que quede constancia de la queja presentada.
  2. Aporte de pruebas: el aporte de pruebas en situaciones de acoso es uno de los puntos más complejos. Se debe intentar aportar pruebas que demuestren las situaciones de acoso padecidas.
  3. Informes médicos: se deberán presentar informes médicos que certifiquen los perjuicios que la situación de acoso le ha provocado al trabajador.

Como habrás visto, existen muchas situaciones de acoso dentro de las empresas. Y muchas veces ni el propio trabajador no es consciente de la situación de acoso a la que está siendo sometido.

Si te ves envuelto en una circunstancia similar debes saber que la ley está de tu parte. Si eres víctima de acoso laboral se están vulnerando tus derechos y debes acudir a un abogado laboralista para que estudie tu caso y tome las acciones legales oportunas.