Divorcio Contencioso

Divorcio Contencioso – Análisis Completo

El divorcio contencioso es el procedimiento mediante el cual se disuelve el matrimonio cuando no existe acuerdo entre los cónyuges. Por lo tanto, al no poder optar por un divorcio de mutuo acuerdo. Deberá ser un juez quién, a través de la sentencia judicial, dirima los asuntos en disputa.

Como veremos más adelante, el divorcio contencioso presenta muchos inconvenientes frente al divorcio de mutuo acuerdo. Siendo un proceso más largo y complejo, suponiendo por ello un mayor coste económico y personal para los cónyuges.

Muchas veces, el proceso de divorcio contencioso se inicia directamente al apreciarse de manera clara la imposibilidad de llegar a un acuerdo en la pareja. Sin embargo, en otros casos, un proceso de divorcio de mutuo acuerdo torna en divorcio contencioso al no llegar a buen término la negociación del convenio regulador.

Vamos a comenzar el análisis de todo lo que entraña el divorcio contencioso dando respuesta a una pregunta habitual cuando se acude a un abogado especialista en divorcio contencioso ¿Qué trámites existen en un divorcio contencioso?

¿Qué trámites existen en un divorcio contencioso?

El proceso de divorcio contencioso comienza con una falta de entendimiento entre las partes. Al no ser capaces de llegar a un acuerdo, no queda otra opción que acudir a los tribunales.

Cuando una de las partes presenta la demanda de divorcio en el juzgado – a través de su abogado especialista en divorcio contencioso – se inicia el proceso que llevará a la disolución del matrimonio.

Un divorcio contencioso se compone de las siguientes etapas:

  1. Presentación de la demanda de divorcio por una de las partes.
  2. Contestación a la demanda de divorcio por la parte contraria.
  3. Celebración del Juicio de Divorcio Contencioso.
  4. Sentencia.

En este proceso, el abogado especialista en divorcio contencioso que represente al cónyuge deberá defender sus intereses. Presentando en el juzgado las pruebas y razones que apoyen sus demandas.

A continuación, analizamos el elemento que dará inicio al proceso judicial, la demanda de divorcio contencioso. Sigue leyendo.

Demanda de Divorcio Contencioso

La demanda de divorcio será el acto que dé inicio al proceso. Esta será presentada únicamente por una de las partes. Siendo que, al contrario que en un divorcio de mutuo acuerdo, no se habrá llegado a un pacto para presentar una propuesta conjunta.

En primer lugar, se deberá expresar el deseo de poner fin al matrimonio. Motivo principal de este proceso judicial.

Sin embargo, al iniciar un proceso de divorcio no solo se podrá fin al matrimonio, sino que se deberán dirimir todos los elementos comunes en la pareja. Estableciéndose la relación de los cónyuges después del divorcio.

Así pues, en la demanda de divorcio que se presente en el juzgado, deberá redactar una propuesta sobre los siguientes puntos.

La Asignación de la Patria Potestad de los Hijos

En el caso de un divorcio contencioso con hijos, se deberá presentar una propuesta sobre la patria potestad de los hijos. La patria potestad es un derecho de los padres. El cual les otorga poder de decisión sobre cambios que afecten a la vida de sus hijos.

La patria potestad; por lo tanto, suele recaer sobre ambos progenitores. Retirándose la patria potestad en casos donde uno de los progenitores esté incapacitado para tomar decisiones que afecten a sus hijos.

Esto se suele producir cuando existan malos tratos, adicciones o conductas que puedan perjudicar a los hijos.

Asignación de la Guarda y Custodia de los Hijos

La guarda y custodia de los hijos será otro tema a tratar en la demanda de divorcio contencioso en el caso de existir hijos comunes en la pareja.

En la demanda se deberá presenta una propuesta sobre su custodia. Debiendo establecer si se solicita la custodia para uno de los cónyuges o en régimen de custodia compartida.

La custodia compartida es la opción preferente a tener en cuenta por los jueces en muchas comunidades. Siendo Aragón una de ellas. Esta circunstancia hará que – en caso de no entendimiento entre las partes – el juez optará por la custodia compartida.

Pudiéndose dar el caso en el que, a pesar de coincidir ambos progenitores en conceder la custodia a uno de ellos, el juez pueda decretar la custodia compartida.

Régimen de Visitas de los Hijos

En el caso de solicitarse la custodia para uno de los cónyuges, se deberá plasmar en la demanda una propuesta de régimen de visitas.

En esta propuesta nunca se podrá reducir el mínimo establecido por ley. La cual establece que el cónyuge no custodio tiene derecho a disfrutar de sus hijos fines de semana alternos y la mitad de las vacaciones escolares de los menores.

El régimen de visitas a los abuelos ha sido incorporado recientemente a la ley. Reconociéndose la labor fundamental de los abuelos a la hora de transmitir la educación y valores en la familia. Considerando la relación entre los abuelos y los nietos de vital importancia en el desarrollo de los menores.

Pensión de Alimentos de los Hijos

La pensión de alimentos es el método de compensar el gasto que incurre el cónyuge custodio para la crianza de los hijos. Esta situación se da en los casos donde la custodia recae únicamente en uno de los cónyuges.

En este caso, se deben justificar los gastos habituales que acarrea la crianza de los hijos. Donde se incluirán alimentos, libros, medicamentos o gastos médicos entre otros.

Por el contrario, en los casos donde se opte por la custodia compartida, no existirá pensión alimenticia. Ya que los menores pasarán el mismo periodo de tiempo con ambos progenitores. Acarreando cada progenitor con sus gastos de crianza en cada periodo.

Pensión Compensatoria

La pensión compensatoria es una medida correctora para compensar desequilibrios en el nivel de vida de uno de los cónyuges después del divorcio.

Con la pensión compensatoria se busca compensar a uno de los cónyuges cuando su situación económica posterior al divorcio difiere en gran medida con la disfrutada en el matrimonio.

Esta pensión se diseñó pensando en una sociedad donde los roles familiares eran diferentes. En esta época, la norma era que las mujeres se encargaran principalmente de la crianza de los hijos. Careciendo de este modo de ingresos.

En la sociedad actual – donde ambos progenitores trabajan para sacar adelante la familia – la pensión compensatoria no suele ser tan habitual. Sin embargo, sigue habiendo casos donde es necesaria para compensar desequilibrios.

La pensión compensatoria debe solicitarse por la parte que se considere perjudicada. No siendo atendida de oficio por el juez en caso de no solicitarse.

El Uso del Domicilio Familiar

El uso del domicilio familiar es otro de los asuntos que se deben recoger en la demanda de divorcio contencioso. Debiéndose incluir una propuesta de uso y disfrute de la vivienda.

Habitualmente, el uso de la vivienda familiar se le suele conceder al cónyuge que tenga la custodia de los hijos. Primando el bienestar de los menores por encima de otras razones.

En los casos donde no se tenga hijos en común en la pareja, se otorgará el uso de la vivienda a la parte con menos medios económicos.

Disolución del Régimen Económico Familiar

Otro de los puntos que se deberán detallar en la demanda de divorcio contencioso es la propuesta de reparto de los bienes comunes del matrimonio. El cual se realizará a través de la liquidación del régimen económico matrimonial.

Todos estos puntos serán los que se habrán de incluir cuando se presente la demanda de divorcio contencioso. El siguiente paso en este proceso judicial se dará cuando la parte contraria responda a la demanda. Vamos a analizarlo. Sigue leyendo.

Contestación a la Demanda de Divorcio Contencioso

Una vez se haya presentado en el juzgado la demanda de divorcio contencioso, se iniciará un plazo de 20 días para que la parte contraria realice la contestación de la demanda.

La contestación de la demanda será donde la parte contraria exprese su postura respecto a la propuesta realizada. Debiendo manifestar su acuerdo o desacuerdo en cada uno de los puntos que enumeramos anteriormente.

En ella se deberán argumentar los motivos por los que se está en desacuerdo. Debiendo aportar las pruebas y argumentos que lo justifiquen.

Una vez presentada la contestación a la demanda se fijará una fecha para celebrar el juicio de divorcio contencioso.

Para despajar dudas sobre su funcionamiento – e intentar mitigar los nervios que provoca ir a juicio – vamos a analizar quién estará presente y cómo se desarrollará el juicio de divorcio contencioso. Sigue leyendo.

Juicio de Divorcio Contencioso

En el juicio será donde se presentarán las pruebas que soporten los argumentos presentados por las partes. Incluidas las que se presentaron en la demanda de divorcio, así como nuevas pruebas que se quieran aportar y no hayan sido incluidas previamente.

¿Quién está Presente en un Juicio de Divorcio Contencioso?

Normalmente los juicios se celebran como audiencia pública. Pudiendo acudir cualquier persona como público. Sin embargo, en los casos donde se discutan temas concernientes a hijos menores, no se dejará entrar a público.

En un juicio de divorcio contencioso tienen que estar presentes:

  • Los cónyuges
  • Los abogados para divorcio contencioso
  • Los procuradores
  • El juez
  • El secretario judicial
  • El ministerio fiscal

Este último solo estará presente en los casos de divorcio contencioso con hijos. Sin embargo, incluso en estos casos se le exonera de estar presente en el juicio. Presentando su informe una vez concluido el mismo.

¿Cómo Funciona un Juicio de Divorcio Contencioso?

El día establecido para la celebración del juicio, los cónyuges deberán acudir acompañados de sus abogados para divorcio. Además de ir acompañados de testigos que quieran que declaren ante el juez.

El juicio se inicia con un resumen presentado por el secretario judicial. Este presenta a las partes y detalla lo manifestado cada uno de ellos en la demanda de divorcio contencioso y su correspondiente contestación por la parte contraria.

Una vez acabada esta presentación del caso, el juez preguntará a los letrados si quieren añadir algún comentario a lo manifestado por el secretario. Este será el momento de presentar alguna prueba que no hubiera sido añadida en la demanda de divorcio contencioso y hacer el llamamiento a los testigos no contemplados en la demanda.

Pasado este punto comenzarán las declaraciones de los cónyuges. Esta ronda comenzará con la declaración del cónyuge demandado. Comenzando a contestar las preguntas de su abogado, seguido del abogado de la parte contraria.

A continuación, se continuará con la declaración de la parte demandante. Contestando a preguntas de los dos letrados. En cualquier momento, el juez puede preguntar a los cónyuges para hacer alguna aclaración.

El siguiente paso será el llamamiento de los testigos. Estos deberán esperar fuera de la sala para ser llamados en el momento que se les requiera. Una vez haya declarado el testigo, este deberá permanecer en la sala para no tener contacto con los testigos que queden por declarar.

Una vez terminada la ronda de declaraciones y habiendo realizado los abogados las preguntas a los testigos, se les dará la palabra a los abogados de las partes. Los cuales, deberán hacer su alegato final. Haciendo un resumen de lo acontecido en el juicio, reforzando los argumentos presentados.

Realizados los alegatos finales, el juez dará por finalizado el juicio y quedará visto para sentencia.