El divorcio de mutuo acuerdo es una modalidad de divorcio en España que permite la disolución del vínculo matrimonial de manera amistosa. Para poder optar por esta vía, la demanda de divorcio se deberá presentar conjuntamente por ambos cónyuges junto con el convenio regulador previamente pactado.

Para poder optar por el divorcio de mutuo acuerdo – y evitar así un divorcio contencioso – es necesario que la relación de la pareja sea correcta y que exista predisposición para llegar a acuerdos. Siendo esto esencial para llegar a un entendimiento en temas de enorme transcendencia personal y económica.

En todo ello, ayudará contar con abogados de familia con habilidad negociadora. Que domine tanto el derecho matrimonial como la gestión de situaciones de conflicto para llegar a un acuerdo.

Cabe señalar que existe un paso intermedio entre el divorcio y el matrimonio que conviene tener en cuenta. La separación matrimonial. Por ello hay que tener clara la diferencia entre separación y divorcio para saber cuál es más conveniente para tu caso concreto.

En este artículo nos detendremos a analizar el divorcio de mutuo acuerdo. El cual – como veremos más adelante – es la mejor opción para divorciarse en España. Comenzamos.

¿Cuáles son las Características del Divorcio de Mutuo Acuerdo?

Para poder optar por un divorcio de mutuo acuerdo se deben cumplir unas condiciones previas.

En primer lugar, para iniciar un proceso de divorcio de mutuo acuerdo deben haber transcurrido al menos 3 meses desde la formalización del matrimonio. Habiéndose cumplido este plazo se podrá iniciar el proceso de divorcio de mutuo acuerdo.

Como el propio nombre indica, la primera condición para optar por esta modalidad será la existencia de un acuerdo entre los cónyuges. Este acuerdo deberá recoger la totalidad de elementos comunes del matrimonio. Debiendo quedar plasmados en el convenio regulador.

En los casos que se inicie un proceso de divorcio con hijos menores, estos tendrán que dar su consentimiento al divorcio de mutuo acuerdo. De no ser así no se aprobará el convenio regulador. Debiéndose optar por un divorcio contencioso.

¿Qué Documentación se Requiere para Iniciar un Divorcio de Mutuo Acuerdo?

En el caso de cumplir con los requisitos para optar por un divorcio de mutuo acuerdo, se deberá presentar la siguiente documentación para iniciar el proceso:

  • Certificado de matrimonio de los cónyuges
  • Libro de familia en caso de tener hijos menores
  • Propuesta de convenio regulador acordada entre las partes

Los dos primeros documentos no revisten ninguna complejidad ya que son certificados legales. Sin embargo, el convenio regulador es un documento de gran importancia.

En él será donde se establezca la relación de los cónyuges una vez disuelto su matrimonio. Además de establecer la liquidación y reparto de los bienes comunes de la pareja y las posibles cargas económicas que deberán hacerse cargo.

A continuación vamos a analizar las características del convenio regulador en el divorcio de mutuo acuerdo.

El Convenio Regulador en el Divorcio de Mutuo Acuerdo

El convenio regulador es el documento donde se plasmarán las clausulas o normas que regirán la relación de los cónyuges después del divorcio. En el caso que nos ocupa en este artículo, el divorcio de mutuo acuerdo, el convenio regulador deberá ser pactado por las partes.

En el caso de no llegar a un acuerdo, se deberá realizar un divorcio contencioso. Donde será un juez quien decida sobre los puntos que recoge el convenio regulador a través de la sentencia del proceso judicial.

Continuando con el caso que nos ocupa, para poder iniciar un proceso de divorcio de mutuo acuerdo se deberá llegar a un acuerdo en los siguientes puntos:

  • El cuidado de los hijos sujetos a patria potestad
  • Régimen de custodia a aplicar y los términos que condicionarán la vida de los hijos
  • En caso que corresponda, el régimen de comunicación de los hijos con sus abuelos
  • El uso y disfrute de la vivienda y el ajuar familiar
  • La pensión alimenticia del cónyuge no custodio, así como sus bases de actualización
  • Acuerdo en la liquidación del régimen económico matrimonial
  • La pensión compensatoria en caso de corresponder a alguno de los cónyuges

Una vez acordados los puntos anteriores, se presentará el convenio regulador junto con la demanda de divorcio de mutuo acuerdo. La cual deberá ratificar un juez o notario y certificar su arreglo a la ley. Así como la no vulneración de los derechos de alguna de las partes.

Cuando el convenio queda aprobado, la relación entre los cónyuges se regirá por lo allí acordado. Sin embargo, en el caso de producirse una modificación sustancial en la situación de uno de los cónyuges, podrá solicitarse la modificación de algún punto del convenio.

El divorcio de mutuo acuerdo presenta multitud de ventajas con respecto al divorcio contencioso. Proporcionando una solución duradera en el tiempo gracias al entendimiento entre los cónyuges. Para que este proceso llegue a buen puerto, es esencial contar con abogados para divorcio con dotes negociadoras. Siendo la mediación la mejor arma para lograr un divorcio de mutuo acuerdo que satisfaga a todas las partes.