En el artículo de hoy hablaremos sobre la colación hereditaria. Este concepto legal hace referencia a la aportación que deben hacer los herederos forzosos a la masa hereditaria, por bienes que hayan recibido por parte del fallecido a través una donación u otro vínculo lucrativo, con el objetivo de sumarlos para su partición.

Este aporte se debe realizar al entenderse esta donación como un adelanto de la herencia. Por ello, una vez fallecido el donante, deberá ser computada para contabilizar el total de la herencia, calcular la parte que le corresponde a los herederos forzosos para proceder al reparto de la herencia.

Los herederos forzosos serán aquellos que tienen derecho por ley a percibir parte de la herencia y que, como norma general, deberán repartirse parte de la herencia a partes iguales. De esto hablamos en otro artículo donde analizamos la legítima, concepto que está estrechamente relacionado con la colación hereditaria.

En los siguientes puntos analizaremos las características de la colación hereditaria y cómo actuar si se quiere evitar.

Características de la colación hereditaria

La colación hereditaria, como decíamos anteriormente, es un concepto ligado a la legítima. Es decir, la parte de la herencia que corresponde a parte de los herederos y que no puede distribuirse libremente por el causante.

Sin embargo, en cuanto a este tema no existe homogeneidad legal en España. Siendo que muchas comunidades autónomas han desarrollado sus propias leyes al respecto. Por ello, es recomendable consultar a un abogado experto en herencias en caso de enfrentarse a una situación similar.

Excepto excepciones, a cada uno de los herederos forzosos les corresponder una parte de la herencia legítima, entre un tercio (1/3) y dos tercios (2/3). Por ello, en el caso de que uno de ellos perciba en vida parte del patrimonio hereditario, este tendrá que aportar estos bienes cuando muera el familiar para sumarlo a la masa hereditaria.

Cuándo se aplica y cómo evitar la colación hereditaria

La colación hereditaria únicamente se aplica cuando hablamos de herederos forzosos. Siendo que esta acción busca defender las porciones hereditarias que deben recibir los mismos. Por ello, la colación se aplicará únicamente en los siguientes casos:

  • Cuando la donación la ha recibido un heredero forzoso.
  • Cuando se trate de una sucesión intestada o herencia sin testamento.

Por ello, una forma de evitar este trámite que puede ocasionar conflictos es realizar un testamento. De este modo, se puede expresar que los bienes donados forman parte de la herencia adjudicada al beneficiario.

Conclusiones

En un proceso de colación siempre se requiere la asistencia de un abogado especialista en herencias, ya que la complejidad del proceso requiere un amplio dominio de la ley de sucesiones y donaciones. Si tienes cualquier duda al respecto, no dudes en ponerte en contacto.