Renunciar a una Herencia: Procedimiento, Impuestos y Plazos

Inicio » Renunciar a una Herencia: Procedimiento, Impuestos y Plazos
  • Renunciar a una herencia

Cuando una persona fallece se abre la posibilidad de que su patrimonio pase a sus herederos. Este procedimiento no es automático, sino que requiere que los interesados manifiesten su deseo de aceptar o renunciar la herencia.

Existen una gran confusión legal cuando nos enfrentamos, después del fallecimiento de un ser querido, a la tramitación de la herencia. Por ello recibimos en nuestro despacho muchas consultas sobre este este asunto concreto solicitando asesoramiento experto.

Por ejemplo, se podría pensar que siempre es positivo recibir una herencia. Sin embargo, existen varios supuestos en los que la aceptación de la herencia puede suponer un perjuicio económico para el heredero.

Vamos a ver en qué casos se suele renunciar a una herencia y sus motivos.

Existen varios motivos por los que los herederos puede decidir renunciar a una herencia.

1 Las deudas exceden a los bienes: al aceptar una herencia se transfiere todo el patrimonio del fallecido al heredero. Esto incluye tanto los bienes como las deudas. Por ello, no tiene sentido aceptar una herencia con más deudas que bienes y tener que responder a ellas con el patrimonio personal del heredero.

Una forma de evitar esta situación es aceptar la herencia a beneficio de inventario. Con ello únicamente se responde a las deudas contraídas con los bienes heredados. Quedando a salvo el patrimonio anterior del heredero.

2 Imposibilidad de pago del impuesto de sucesiones: este es un caso muy común que se está intentando evitar a través de modificaciones en la ley. En las comunidades autónomas donde exista este impuesto, el heredero deberá hacer frente al pago del mismo. Pudiéndose dar el caso de no disponer de fondos para satisfacerlo.

En este supuesto, el caso se debe estudiar por abogados especialistas en herencias para tomar la decisión más beneficiosa para el heredero. Existiendo la posibilidad de solicitar un préstamo para satisfacer el pago del impuesto.

¿Qué tener en cuenta antes de renunciar a una herencia?

1 La renuncia es irrevocable: cuando se toma la decisión y se renuncia a la herencia se pierden todos los derechos sobre la misma.

2 Los menores de edad necesitan autorización para renunciar a la herencia.

3 Quién renuncia a una herencia priva de estos bienes a sus herederos. Por ejemplo, si un padre renuncia a una herencia, salvo que en el testamento del fallecido designe como sustitutos a sus hijos, estos perderán el derecho sobre estos bienes.

¿Cómo renunciar a una herencia?

Una vez se ha tomado la decisión de renunciar a la herencia y teniendo en consideración las consecuencias de este acto, se deberá expresar en escritura pública ante notario.

Además, debes tener en cuenta que esta renuncia es definitiva y total. No podrás dar marcha atrás ni aceptar únicamente una parte de los bienes y renunciar al resto.

Dicho esto, el procedimiento que se suele llevar a cabo para renunciar a una herencia puede ser de dos formas.

1 Renuncia simple: en este supuesto se realiza la renuncia de la totalidad de la herencia y la misma pasará al resto de herederos. O a un sustituto en el caso de venir recogido en el testamento.

2 Renuncia en favor de alguien: en este supuesto el heredero cede su derecho a otra persona. Pero para poder ceder este derecho primero tiene que haberlo adquirido. Por ello, tendrá que hacer frente primero al impuesto de sucesiones y después al impuesto de donaciones por ceder este derecho. Es decir, una doble imposición.

¿Cuánto cuesta renunciar a una herencia?

Cómo vimos en el punto anterior, dependiendo de si se renuncia de manera simple o a beneficio de alguien, este acto tendrá coste para el renunciante.

El caso más gravoso fiscalmente se da cuando se cede el derecho hereditario a otra persona. Produciéndose, como hemos visto en el punto anterior, una doble imposición.

Para evitarlo es recomendable realizarla de una manera simple, manifestando únicamente la voluntad de no aceptar la herencia sin beneficiar especialmente a otro heredero. De este modo, a efectos fiscales es como si nunca hubiera sido heredero y no está sujeto a impuesto de sucesiones.

En caso de querer beneficiar a otra persona, el mejor modo será preverlo con anterioridad para que se deje constancia en el testamento el suplente al que pasará el derecho hereditario en caso de renuncia. De este modo se evita la doble imposición.

Plazo para renunciar a una herencia

No existe un plazo para renunciar a una herencia, al igual que sucede en el caso de la aceptación de herencia.

Sin embargo, sí que podrá ser requerido por cualquier interesado en el proceso, ya sea heredero o acreedor del fallecido, y estar obligado a manifestar la aceptación o renuncia de la herencia en un corto espacio de tiempo.

A esto se lo conoce como interpelación al heredero y es competencia del notario. Una vez realizado este requerimiento, el interpelado tendrá un plazo de 30 días naturales para tomar una decisión.

Una vez transcurrido este plazo, si el interesado no se manifiesta sobre la aceptación o renuncia de la herencia, se entenderá aceptada pura y simplemente. Quedando anulada la posibilidad de renuncia o aceptación a beneficio de inventario.

2018-11-14T18:49:00+00:00
  Suscríbete  
Notify of