El objetivo de la pensión de alimentos es que el cónyuge que no ostente la custodia de los hijos se haga cargo de la mitad de los gastos dedicados para la crianza de los mismos. Estos gastos se pueden dividir en dos grupos: unos que son previsibles y otros que atienden a necesidades puntuales de los menores.

En los siguientes puntos veremos que incluye la pensión alimenticia y cómo se dividen los gastos que se tienen en cuenta para su cálculo. Comenzamos.

¿Qué incluye la pensión alimenticia?

Como decíamos, el cálculo de la pensión de alimentos se realiza analizando los gastos necesarios para cubrir las necesidades básicas de los hijos en su día a día. Sin embargo, existen otros gastos que, aun siendo igualmente necesarios, no son recurrentes ni predecibles. Estos se denominan extraordinarios.

Por último, están aquellos gastos no imprescindibles pero que ambos progenitores acuerdan hacerse cargo, que se denominan gastos voluntarios. Veamos qué gastos se incluyen en cada uno de estos grupos.

Desglose de gastos en la pensión alimenticia

Gastos ordinarios

Los gastos ordinarios son los que se tienen en cuenta para fijar la cuantía de la pensión de alimentos. Considerándose los gastos habituales y recurrentes que necesitan los menores en su día a día. Entre ellos se encuentran:

  • Los gastos derivados del embarazo y el parto.
  • Guardería: todos los gastos de guardería necesarios para el cuidado del menor.
  • Vivienda: entran todos los gastos necesarios para asegurar una vivienda digna al menor. Para su cálculo se tendrá en cuenta la situación previa a la separación de los progenitores con el objetivo de que la vida del menor se vea afectada lo menos posible después del divorcio.
  • Alimentación: todo lo necesario para satisfacer las necesidades básicas en cuanto a comida y bebida.
  • Vestido: ropa y calzado adecuado para sus necesidades. Debiendo disponer de ropa adecuada para la época del año y la climatología.
  • Educación: en este punto se incluye tanto la educación obligatoria como la superior. Incluyendo todos los gastos de material escolar, servicio de comedor, transporte, cuota de colegio, matrícula universitaria, etc.
  • Salud: todos los gastos necesarios para asegurar el cuidado de la salud del hijo.

Gastos extraordinarios

Por otro lado, están los gastos extraordinarios. Estos gastos son aquellos que, aun siendo necesarios para la crianza el cuidado del hijo, no se pueden predecir. Ya que atienden a necesidades puntuales y difíciles de predecir.

Estos gastos se suelen hacer cargo ambos progenitores al 50 %, exceptuando los casos en los que se establezca de otro modo en el convenio regulador. Entre los gastos extraordinarios se suelen encontrar:

  • Gastos médicos: compra de gafas, ortodoncia o tratamientos médicos especiales.
  • Educativos: clases de apoyo.

Gastos voluntarios

En este tercer grupo se encuentran aquellos gastos que no son obligatorios para cubrir las necesidades básicas del hijo, pero que ambos progenitores acuerdan su pago. Estos suelen ser actividades de ocio de los hijos, actividades extraescolares, etc.

Conclusión

Con estos hemos llegado al final del artículo. Espero que hayamos resuelto tus dudas sobre qué incluye la pensión alimenticia. En caso de que tengas cualquier duda sobre este o cualquier otro aspecto relacionado con la pensión de alimentos no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te atenderemos encantados como abogados de familia en Zaragoza.