Abogados Especialistas en Contratos en Zaragoza2018-05-28T11:00:39+00:00

Inicio » Abogados Especialistas en Contratos en Zaragoza

ABOGADOS ESPECIALISTAS EN CONTRATOS EN ZARAGOZA

En Blasco Martínez prestamos servicio como abogados especialistas en contratos en Zaragoza. En los más de 30 años de experiencia en la materia, sabemos la importancia que la redacción y revisión correcta de un contrato supone. Siendo una de las principales causas de conflictos tanto para particulares como para empresas. Estos conflictos pueden ser:

  • Clausulas abusivas

  • Mala elección de la modalidad de contrato

  • Fallos de forma y perdida de validez del contrato

Sin embargo – a pesar de las graves consecuencias que puede tener la firma de un contrato – no es hasta que se sufre un perjuicio contractual cuando se le otorga la debida importancia a esta materia.

Año tras año atendemos a numerosos clientes para tratar sus temas relacionados con los contratos, siendo los más comunes:

  • Asistencia en la firma de contratos

  • Reclamación por incumplimiento o clausulas abusivas

  • Asesoramiento legal especializado

  • Redacción de todo tipo de contratos

Con el objetivo de transmitir la importancia de esta materia – y tratar de advertir sobre los errores más comunes – vamos a analizar los tipos y características de los contratos en España. Sigue leyendo.

Firmando un contrato sin asesoramiento legal te expones a un enorme riesgo

Confía en expertos para asegurar la corrección legal del contrato

Firmando un contrato sin asesoramiento legal te expones a un enorme riesgo

Confía en expertos para asegurar la corrección legal del contrato

¿QUÉ SE REGULA CON LOS CONTRATOS?

En el código civil se establecen las normas mediante las cuales se regula lo que se califica como obligaciones y contratos. En ellas se regulan todas las relaciones contractuales que establezcan tanto las personas físicas, como las empresas.

Gracias a ello disponemos de seguridad jurídica para establecer relaciones contractuales con garantías. Estas relaciones contractuales pueden ser de diversa índole, pudiendo establecerse entre personas o empresas, pudiendo afectar tanto bienes como servicio.

Debido a la complejidad de esta materia, contar con abogados especialistas en contratos te ayudará a prevenir problemas futuros. Asegurando su corrección legal al ser asesorados por abogados con un profundo dominio sobre la materia.

Esto es igualmente importante en el momento de la redacción, firma y en formalización del contrato. Pudiéndose cometerse irregularidades en cada paso del proceso.

¿QUÉ MODALIDADES DE CONTRATOS EXISTEN?

Dependiendo de los elementos que intervengan se optará por diferentes tipos de contratos. Los cuales se establecieron para ajustarse a las peculiaridades de cada situación, ya sea por la naturaleza del bien o por la naturaleza jurídica de las partes.

Las modalidades de contratos se dividen en dos grandes grupos, los contratos civiles y los contratos mercantiles. Dependiendo de sí regulan relaciones entre empresas o entre particulares.

Sin embargo, dentro de estos dos grandes grupos existen numerosas modalidades de contratos para adaptarse a las diferentes características de cada caso. Existiendo enormes diferencias e implicaciones entre unos y otros.

Con el objetivo de mejorar la comprensión en la materia y analizar cuando se debe aplicar cada uno de ellos, pasamos a analizar los diferentes tipos de contratos que contempla la legislación española. Sigue leyendo.

CONTRATOS CIVILES

Los contratos civiles son aquellos que regulan las relaciones contractuales entre particulares. Este contrato se establecerá desde el momento en que, una o varias personas, consienten en obligarse a darse alguna cosa, ceder el uso de un bien o prestar algún servicio.

Los contratantes pueden establecer pactos y cláusulas en el documento, siempre y cuando no sean contrarias a la ley. Siendo que de darse esta circunstancia el contrato podría quedar ineficaz, por lo que perdería su validez.

Para prevenir esta circunstancia – y los costes que pueden acarrear – se deberá contar con el asesoramiento de abogados especialistas en contratos.

Para conocer los tipos y características que presentan los diferentes contratos civiles, sigue leyendo.

CONTRATO DE COMPRAVENTA

Según establece el código civil, “por el contrato de compra y venta uno de los contratantes se obliga a entregar una cosa determinada y el otro a pagar por ella un precio cierto, en dinero o signo que lo represente”.

Por ello, deberá deben quedar indicado en el contrato manera detallada tanto las características del bien, como la forma y condiciones de pago. De no ser así podría darse la ineficacia y nulidad del contrato. Con el consecuente coste económico que ello conlleva.

CONTRATO DE PRÉSTAMO ENTRE PARTICULARES

En los casos que se realicen préstamos sin la intervención de entidades financieras (des-intermediación financiera) estaremos hablando de préstamos entre particulares.

Para la regulación de esta transacción financiera, donde una empresa o persona física presta dinero a otra, los abogados especialistas en contratos cumplimentarán un contrato de préstamo entre particulares. En estos contratos se deberá plasmar:

  • Capital a amortizar

  • Plazos del préstamo

  • Interés aplicado

  • Clausulas pactadas

Estos contratos revierten complejidad debido a la relación contractual que se regula y los riesgos que esta entraña. Siendo necesario disponer de conocimiento, tanto legales como financiero, para su correcta redacción.

Por ello, es aconsejable contar con los servicios de abogados especialistas en contratos entre particulares para evitar conflictos causado por errores en el momento de su firma o redacción.

CONTRATO DE ARRENDAMIENTO

En los contratos de arrendamientos una de las partes (arrendador) cede el goce y uso de un bien a la otra parte (arrendatario) por un tiempo determinado y precio acordado.

Debido a la variedad en la tipología de los bienes que se arriendan, existen numerosos tipos de contratos. Ajustándose cada uno de ellos a las características del bien arrendado y las circunstancias de las partes.

Por ello, lo mejor en estos casos es contar con el asesoramiento de abogados especialistas en contratos de arrendamiento. Evitando cometer errores que podrían significar la invalidez del contrato y los costes que ello conlleva.

Dentro de los contratos de arrendamiento se encuentran los siguientes tipos:

Un contrato de arrendamiento de vivienda como tal se realiza cuando el destino al que se dedicará al bien inmueble será de vivienda permanente del arrendatario.

Con las últimas modificaciones en la ley de arrendamientos urbanos, se han tenido que modificar los modelos de contratos que se venían utilizando hasta ahora.

Es por ello que será conveniente asesorarse con abogados especialistas en contratos de arrendamiento para asegurar que el contrato se ajusta a la nueva normativa. Además de incluir las clausulas necesarias para adaptarse a las demandas de las partes.

Todos aquellos contratos en los que el bien arrendado tenga otro uso distinto al de vivienda permanente del arrendatario, su cónyuge o descendientes, se englobará en este grupo.

La principal diferencia entre el contrato de arrendamiento de vivienda y el resto, es la protección que reciben. Imponiéndose en estos últimos el principio de autonomía entre las partes. Lo que implica libertad de acuerdo en cuestiones relativas a la duración del contrato, la renta y su actualización.

El contrato de arrendamiento de local de negocio es aquel en el que el bien inmueble arrendado se destinará para actividades mercantiles. Estas pueden ser de diferente índole, como son:

  • Industriales

  • Comerciales

  • Artesanales

  • Profesionales

  • Recreativas

  • Asistenciales

  • Culturales

  • Docentes

En cuanto al resto de contratos de arrendamiento para usos distintos a la vivienda, podrán arrendarse con un contrato específico los siguientes bienes:

  • Trastero

  • Plaza de garaje

  • Finca rústica o aparcería

  • Vehículos a motor

  • Maquinaria

CONTRATO DE ARRENDAMIENTO

En los contratos de arrendamientos una de las partes (arrendador) cede el goce y uso de un bien a la otra parte (arrendatario) por un tiempo determinado y precio acordado.

Debido a la variedad en la tipología de los bienes que se arriendan, existen numerosos tipos de contratos. Ajustándose cada uno de ellos a las características del bien arrendado y las circunstancias de las partes.

Por ello, lo mejor en estos casos es contar con el asesoramiento de abogados especialistas en contratos de arrendamiento. Evitando cometer errores que podrían significar la invalidez del contrato y los costes que ello conlleva.

Dentro de los contratos de arrendamiento se encuentran los siguientes tipos:

Un contrato de arrendamiento de vivienda como tal se realiza cuando el destino al que se dedicará al bien inmueble será de vivienda permanente del arrendatario.

Con las últimas modificaciones en la ley de arrendamientos urbanos, se han tenido que modificar los modelos de contratos que se venían utilizando hasta ahora.

Es por ello que será conveniente asesorarse con abogados especialistas en contratos de arrendamiento para asegurar que el contrato se ajusta a la nueva normativa. Además de incluir las clausulas necesarias para adaptarse a las demandas de las partes.

Todos aquellos contratos en los que el bien arrendado tenga otro uso distinto al de vivienda permanente del arrendatario, su cónyuge o descendientes, se englobará en este grupo.

La principal diferencia entre el contrato de arrendamiento de vivienda y el resto, es la protección que reciben. Imponiéndose en estos últimos el principio de autonomía entre las partes. Lo que implica libertad de acuerdo en cuestiones relativas a la duración del contrato, la renta y su actualización.

El contrato de arrendamiento de local de negocio es aquel en el que el bien inmueble arrendado se destinará para actividades mercantiles. Estas pueden ser de diferente índole, como son:

  • Industriales

  • Comerciales

  • Artesanales

  • Profesionales

  • Recreativas

  • Asistenciales

  • Culturales

  • Docentes

En cuanto al resto de contratos de arrendamiento para usos distintos a la vivienda, podrán arrendarse con un contrato específico los siguientes bienes:

  • Trastero

  • Plaza de garaje

  • Finca rústica o aparcería

  • Vehículos a motor

  • Maquinaria

Consúltanos Ahora

Evita problemas futuros y déjate asesorar por expertos

Trabajamos en la asistencia, reclamación, asesoramiento y reclamación de todo tipo de contratos
Consúltanos Ahora

CONTRATOS MERCANTILES

Un contrato mercantil es aquel que regula los negocios jurídicos bilaterales o multilaterales de naturaleza jurídico-mercantil. En ellos se declara la obligación de realizar un servicio, objeto u obra determinada por una de las partes, y al pago de una contraprestación por parte de la otra.

Teniendo en cuenta la extensión y la complejidad de las relaciones que se regulan, se debe contar con abogados especialistas en contratos mercantiles para supervisar su corrección legal.

Dependiendo del tipo de relación mercantil que se regule, se deberá optar por un contrato específico para cada caso. Para saber los diferentes tipos y características de contratos mercantiles existentes, sigue leyendo.

CONTRATO DE FRANQUICIA

El contrato de franquicia define la relación entre dos empresas, jurídica y económicamente independientes, a través de un modelo de colaboración contractual.

Mediante este contrato, una de las empresas (empresa franquiciadora) cede a la otra (empresa franquiciada) el derecho de explotación de una unidad de negocio para comercializar productos o servicio.

Esta cesión cesión incluye el nombre de marca, su método de fabricación o trabajo, además de su apoyo continuado en el desarrollo de su actividad.

Sin embargo, esta cesión del derecho de explotación estará delimitada a un tiempo y localización geográfica específica. Debiendo ceder a la empresa franquiciadora el control sobre el rumbo empresarial.

Para el desarrollo de la actividad por parte del franquiciador, el franquiciado le deberá ceder aquellos derechos que caracterizan su modelo de empresa.

CONTRATO DE COMISIÓN

Un contrato de comisión se formaliza para establecer la relación entre un empresario y un comisionista. El comisionista está obligado a llevar a cabo el acto mercantil que se le ha encargado, actuando en nombre propio y asumiendo los posibles riesgos de estos actos.

Finalizado el acto mercantil, el comisionista informará de la celebración del contrato, no estando sujeta la relación a más actos en el futuro.

CONTRATO DE AGENCIA

El contrato de agencia, al contrario que en el caso del contrato de comisión, la relación entre el principal y el agente es estable. Por este contrato el agente se obliga ante la otra parte, denominado principal, de manera continuada a realizar acciones comerciales por cuenta propia o ajena. Con la característica de no asumir el riesgo de tales operaciones.

Consúltanos Ahora

Evita problemas futuros y déjate asesorar por expertos

Trabajamos en la asistencia, reclamación, asesoramiento y reclamación de todo tipo de contratos
Consúltanos Ahora

CONTRATO DE COMPAÑÍA MERCANTIL

El contrato de compañía mercantil es aquel mediante el cual dos personas unen esfuerzos, ya sean económicos o de otra índole, con el objetivo de constituir una sociedad mercantil. Esta sociedad realizará una actividad comercial y se regirán por las cláusulas y condiciones de sus contratos mercantiles.

Es por ello que, en la constitución de una sociedad, se debe reflexionar sobre la redacción del contrato de compañía mercantil. Siendo esta una de las causas más comunes de disputa entre socios.

Para la redacción de este tipo de contratos, se hace fundamental contar con abogados especialistas en contratos. Siendo que será ellos los encargados de dirigir el proceso de negociación y asegurar el ajuste legal de las cláusulas que se incluyan en él.

CONTRATO DE COMPRAVENTA MERCANTIL

La compraventa mercantil se determina cuando una persona vende un bien a otra, estando obligada la otra parte a pagar el precio convenido. Habiéndola comprado con el objetivo de revenderla o alquilar su uso.

Para la regulación de este tipo de contratos, siendo su objeto mercantilista, acudir a abogados especialista en contratos de compraventa mercantil asegurará su correcto diseño y cumplimentación. Teniendo en cuenta que revisten cierta complejidad.

CONTRATO DE MEDIACIÓN MERCANTIL Y MANDATO

El contrato de mediación y mandato establece las condiciones mediante las cuales, una persona (mandante) confía la gestión de uno o varios negocios a otra (mandatario), el cual se hace cargo de su gestión, por cuenta y riesgo del mandante.

CONTRATO MERCANTIL DE DEPÓSITO

El contrato de depósito se establece cuando una parte recibe de la otra, la que la entrega, un bien mueble. Estando este obligado a guardar y restituir este inmueble cuando sea reclamado. Este contrato basta con la entrega de la cosa para quedar constituido y perfeccionado, sin exigirse formalidad alguna.

CONTRATO DE PRÉSTAMO MERCANTIL

El contrato de préstamo mercantil establece el préstamo de un bien entre dos partes. El cual obliga su devolución en el plazo estipulado, en su misma especie y calidad. Siendo en dinero o en especie, dependiendo del tipo de préstamo realizado. Para que un préstamo tenga carácter mercantil debe cumplir alguna de las siguientes condiciones:

  • Al menos una de las partes debe ser comerciante.

  • Las cosas prestadas se usarán en actos de comercio.

Los préstamos de carácter mercantil no generarán interesas, a menos que se haya pactado lo contrario. Para asegurar la corrección de este, es conveniente asesorarse con los servicios de abogados especialistas en contratos mercantiles.

CONTRATO DE LEASING (MOBILIARIO O INMOBILIARIO)

El contrato de leasing tiene por objeto la formalización de la cesión del uso de bienes. Por esta cesión el usuario deberá pagar unas cuotas pactadas. Teniendo al finalizar el contrato la opción de la compra del bien. En este tipo de contratos intervienen tres partes:

  • La empresa de leasing que financia la operación conjunta con el proveedor, formalizando el contrato de compraventa.

  • El proveedor que formaliza el contrato con la empresa de leasing.

  • El usuario final posee la opción de compra al finalizar el contrato.

Al intervenir varias partes en el contrato aumenta la complejidad de la operación. Para la realización de un contrato de leasing (mobiliario o inmobiliario) se debe acudir a abogados especialistas en contratos que establezcan la corrección legal de los mismos.

CONTRATO DE SEGURO

Mediante un contrato de seguro, una de las partes (asegurado), recurre a la otra parte (asegurador) para acordar un resarcimiento por impago de terceros (tomador), produciéndose la eventualidad prevista en el contrato (el impago). Como contraprestación a este seguro, se paga un precio, por parte del tomador, denominado prima.

CONTRATO DE FACTORING

En un contrato de factoring, una empresa acude a una entidad bancaria para descontar las facturas por cobrar a sus clientes. Traspasando a la entidad financiera la responsabilidad del cobro de las mismas. Por esta gestión la entidad bancaria percibe un porcentaje de la factura como pago.

Consúltanos Ahora

Evita problemas futuros y déjate asesorar por expertos

Trabajamos en la asistencia, reclamación, asesoramiento y reclamación de todo tipo de contratos
Consúltanos Ahora